PUBLICIDAD Billboard

La estrategia de la nevera en el pádel

¿Conocéis la estrategia de la nevera? No, no hablamos de cocina. En pádel, hacer la nevera significa dejar fuera de juego a uno de los rivales. Es decir, jugar y presionar siempre al mismo jugador, dejando al otro frío, “en la nevera”.

PUBLICIDAD Content_1

El pádel es un deporte completo donde necesitamos de la técnica, el físico, pero también de la estrategia y la táctica. Dominar estos tres aspectos nos permitirá ser competitivos en la pista, por lo que tenemos que trabajar y entrenar cada uno de ellos.

Esta estrategia normalmente tiene como objetivo evitar la participación del mejor jugador de la pareja rival, presionando y tratando de forzar el error del otro jugador. Es una táctica que puede ser útil, pero que también debemos saber cuándo y cómo utilizarla.

Por una parte, puedes provocar el desgaste físico y mental del jugador al que le tiras la pelota; y por otra, también desgastas mentalmente al que le haces la nevera, ya que queda fuera de la dinámica de juego y esto puede desconcentrar y generar frustración. También es verdad que muchas veces, el jugador que participa mejora su rendimiento porque la continuidad en el juego le aporta confianza y también porque se motiva por el reto de ganar el partido prácticamente solo.

Pero… ¿Y si es a ti o a tu pareja a quien le hacen la nevera? ¿Cómo podemos salir de esta situación?

PUBLICIDAD Content_2

Para decidir cuándo y cómo hacer la nevera se necesita de una estrategia, pero para salir de esta, también. Fede Vives, director de la sección de pádel del Real Club de Tenis Barcelona y de la Royal Padel Academy nos explica cómo salir de la nevera.

salir de la neveraCómo salir de la nevera

Para lograr salir de la nevera y volver a entrar en juego necesitamos poder participar y tocar la pelota. En este sentido dependeremos de nuestra pareja, ya que el jugador que está participando es quien debe forzar al rival a jugar hacia nuestro compañero.

Para ello, recomendamos jugar en paralelo cerca de la valla para incomodar al rival y forzar su golpe cruzado o al centro para que domine el centro y permita a nuestra pareja volver a entrar en juego y participar.

Es importante sorprender por el centro de la pista para no ser previsible y sobre todo, no ponerse nervioso y jugar tranquilo para salir de esa situación de presión.

PUBLICIDAD Content_3

Acerca del autor:

Fede Vives
Pádel mánager Real Club de Tenis Barcelona. Director Royal Padel Academy.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario